Consejos para lidiar con nuestros hijos cuando padecen TDAH

En la actualidad, debido nuestra forma de vida, nos encontramos en la sociedad con un mayor número de jóvenes que padecen TDAH, síndromes de estrés, desempleo o depresión y que desencadenan conductas derivadas del consumo de drogas, la delincuencia y vemos como obtenemos mayores índices de suicidio juvenil que nunca. Desgraciadamente los padres actuales encuentran cada vez más difícil su rol.

No hay soluciones inmediatas para problemas como el TDAH, aunque si existen algunas formas de empezar a lidiar con el TDAH que los padres de familia pueden comenzar a poner en práctica.

maneras de afrontar el tdah

Pero ¿sabemos que les pasa realmente a nuestros hijos con TDAH?

  • No escuchan, no se fijan, se les olvida ya que no retienen o pierden la información de lo que tienen que hacer.
  • No son capaces de interiorizar las normas. Hacen y dicen lo primero que se les ocurre. No anticipan lo que va a pasar y no evalúan las consecuencias de sus acciones y por tanto no aprenden por las consecuencias.
  • Saben muchas cosas pero no son capaces de llevarlas a cabo por sus propios medio y hay que estar encima de ellos para conseguirlo.
  • La situación no les sirve para controlarse, no saben que es lo adecuado en el ambiente y contexto en el que se encuentran, no saben qué hacer o que se espera de él.
  • No son conscientes de que pueden recordar otras vivencias para saber cómo actuar en el contexto en el que se encuentran.
  • El castigo no les sirve para aprender a comportarse bien.
  • No tienen paciencia, no existe tiempo de espera o reflexión antes de actuar. Cuando más necesario es que estén tranquilos más inquietud les entra.
  • No regulan el tiempo, no tienen consciencia de él, o van muy rápido en tareas que requieren ir despacio o viceversa.

Todas estas situaciones pueden darse en cualquier tipo de tarea diaria sencilla: orden, alimentación, aseo, limpieza, hacer los deberes… pero las dificultades crecen cuando entran a escena las emociones tanto positivas como negativas: frustración, cansancio, rabia, miedo, alegría, entusiasmo… estás emociones les desbordan y complican la situación para el niño pero sobre todo para los adultos que intentan ayudarle.

Estos comportamiento inevitables de los niños pueden llegar a desesperar a aquellos que conviven y educan a estos niños. ¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos?

  1. Estructuración del ambiente:

    Entrar en una rutina y atenerse a ella (trate de incluir momentos divertidos y risas): hábitos, rutinas, organización, planificación, horarios, órdenes y normas a las que se deben atener tanto padres como niños y no variarlas.

    Prepare un saco de boxeo o haga que su hijo juegue un deporte

    Sea consistente con la disciplina y ofrezca recompensas donde sea apropiado

    planificador semanal niños tdah

  2. Externalización de la información:

    Use un lenguaje positivo, mantenga las instrucciones cortas, mantenga la calma, utilice carteles, fotos, dibujos, relojes, contadores y señales acústicas para reforzarlo.

    Acordar las consecuencias para el comportamiento en conjunto

  3. Internalización de los procesos:

    Realizar una guía externa de la conducta: Los padres esperamos que llegados a cierta edad, cuando les demos una orden a nuestros hijos la cumplan y hagan lo que se les pide solos, pero debido a los problemas de autocontrol de los niños con TDAH debemos ser su guía hasta que aprenden a controlarse convirtiéndonos en el control externo de su conducta.

    Pensar en voz alta: procura que cuando le des una orden, tu hijo repita la instrucción que se le ha dado en voz alta para que la probabilidad de que cumpla con el cometido que se le ha dado aumente, al pararse y dedicarle tiempo a pensar lo que tiene que hacer.

    Modelado congnitivo: Los padres se deben convertir en el modelo para el niño, demostrarle que todos nos encontramos con dificultades, cometemos errores y buscamos soluciones para resolverlos. Debemos hacerle ver a los niños que tenemos esos problemas y que para hacer mejor las cosas seguimos las fases de las auto-instrucciones. Estas frases son:

    ¿Cuál es mi problema?
    Tengo que buscar un plan para solucionarle ¿Cuál será mi plan?
    y repetirlo en voz alta para que no se olvide
    ¿Estoy utilizando mi plan?
    ¿Cómo me ha salido?
    Reforzándome bien por lo bien que lo he hecho y haber utilizado mi plan.

 

La manera más sencilla de llevar a cabo estas técnicas es aplicarlas a actividades frecuentes de cada día: para recordar que hay que hacer la compra, que no se olviden las llaves, preparar la bolsa del gimnasio, o que debemos echar gasolina al coche. En todas estas situaciones y muchas más se pueden practicar haciendo el ejercicio en voz alta y estaremos ofreciendo un modelado congnitivo y le demostraremos al niño que las personas piensan en voz alta. Preguntarse estas cuestiones en voz alta para conseguir realizar un plan con éxito.

maneras afrontar niños con tdah

Las auto-instrucciones ayudarán a tu hijo a que cuando tenga un problema se detenga a pensar antes de actuar y tomar decisiones: ¿Cuál es mi tarea? ¿Cómo la voy a hacer? ¿Cuál será mi plan? ¿Estoy siguiendo mi plan? ¿Cómo me ha salido?

Estos ejercicios deben realizarse diariamente en todas las tareas cotidianas que sea posible realizarse estas preguntas e insistir al niño que debe pasar por este proceso cada vez que tenga que enfrentarse a algún problema o tomar una decisión y la mejor manera de asegurarnos que estén practicando este ejercicio es que lo hagan en voz alta, por tanto los adultos también deberemos hacerlo de la misma forma para que ellos puedan aprender este comportamiento de los que deben ser sus referentes.

Trabajar con la imaginación: debemos plantear esto como un juego. “Vamos a recordar cuando vinimos la otra vez a la consulta…. ¿qué paso? ¿qué hacemos cuando nos pasa eso? ¿qué hacemos los adultos?…” Esto nos llevará a tratar temas como lo que tardan en recibirnos y debemos esperar, recordándole que ciertos comportamientos harán que los adultos se enfaden y al final le castiga. Simplemente debemos volver a traer a su mentee situaciones que ha vivido, hacerles preguntas para que las vaya respondiendo y llegar a ¿Qué puedes hacer hoy para que no pase de nuevo? esperando siempre a que él de soluciones y admite aquellas que puedan ser eficaces.

También es perfectamente válido hacer el ejercicio con el futuro, planteando algo así como: vamos a imaginarnos que pasaría si… ¿cómo lo solucionarías? ¿qué pasaría si tú hicieras eso?

tabla de logros niños tdah

Hay muchas opciones disponibles para padres y cuidadores. Es importante mostrar amor y respeto, y predicar con el ejemplo. Los padres pueden hablar sobre estos problemas con su hijo. Entonces, si todavía tienen problemas, es posible que quieran probar un saco de boxeo o un deporte. Con una forma más fácil de comunicarse y una salida para las frustraciones de su hijo, deberían encontrar que es mucho más fácil descubrir cómo mejorar la situación familiar, aunque es importante que se cuente con ayuda de especialistas para comprender qué le ocurre a su hijo y aprender a desarrollar esa comunicación en él de la manera correcta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: